Monitorización de limpieza en la industria alimentaria

Monitorización de limpieza en la industria alimentaria

La sanitarización y limpieza de una planta de procesamiento de alimentos debe contar con un programa adecuado de monitorización y control documentado de los procesos. De este modo, pueden validarse determinados objetivos preestablecidos dependiendo de las diferentes zonas, así como el determinar previamente cuáles son los químicos necesarios para cada tarea específica. Si bien esta parece la tarea más sencilla de las que componen la limpieza en la industria alimentaria, puede complicarse si no se realiza siguiendo al mismo tiempo una serie de pautas. Por otra parte, es fundamental entender que la programación y control de la limpieza es sin duda una de las tareas más importantes.

Monitorización de limpieza en la industria alimentaria

Monitorización de limpieza en la industria alimentaria

 

Seguridad alimentaria en la línea de producción

De la misma manera que los productos de alimentación pueden manufacturarse de manera lineal y metódica, la seguridad en higiene alimentaria puede alcanzarse de manera sencilla siguiendo un método secuencial, sin descuidar, eso sí, la atención al detalle.

Si la decisión acerca de los objetivos específicos en las tareas de limpieza son el primer paso, la implementación de cambios que mejoren la eficiencia del proceso, así como la búsqueda de químicos apropiados para cada tarea son el camino hacia el éxito.

Para comenzar, es conveniente distinguir entre táctica y estrategia. Si bien la estrategia se ocupa de un fin global, es decir, la consecución de un objetivo; la táctica desarrolla diferentes técnicas, pequeños pasos y trucos que nos ayudan a lograr el objetivo. La táctica busca ganar batallas, mientras que la estrategia gana la guerra. En este sentido, un buen punto de partida táctico tiene que ver con la limpieza del equipo.

El proceso en líneas de producción requiere la revisión de los manuales de operación de los diferentes equipos, que en ocasiones orientan el uso o desuso de determinados químicos. Por otra parte, es importante contar con los responsables de la maquinaria en el proceso, e incluso consultar directamente con la firma de fabricación.El siguiente paso es ponerse en contacto con el proveedor de productos químicos. Las empresas de calidad en este campo disponen de equipo humano con calificación técnica, capaces de organizar planes completos de limpieza cualificada en plantas de alimentación de todo tipo. Este tipo de profesionales son un buen recurso para el aprendizaje, pues conocen a fondo las especificaciones, propiedades y restricciones de los diferentes químicos del mercado. Además, son numerosas las empresas químicas que ofrecen cursos para la formación de personal sanitario en plantas de alimentación, mejorando sus capacidades y ofreciéndoles nociones sobre el control de procesos.

Una vez que se han alcanzado estos objetivos tácticos, es decir, el conocimiento de los equipos, así como los productos y procesos de limpieza, existe una última parte del eslabón que preocupa a muchos industriales: ¿Cómo certificar que la planta está lo suficientemente limpia? Es aquí donde entran en juego factores como la validación de los procesos de limpieza por parte de la empresa. Esta es una labor tan fundamental como la limpieza misma. El control estandarizado y periódico de que los procesos han eliminado microbios, bacterias y patógenos certificará la consecución de la estrategia y el cumplimiento de las metas de limpieza.

La industria química de limpieza especializada en alimentación es un sector muy activo en investigación y desarrollo. Por ello, es común que el personal responsable de la sanitarización del entorno productivo esté en continuo contacto con responsables de la misma. Las razones tienen que ver con la aparición continua de nuevos productos que mejoran las prestaciones de los antiguos; pero también con los cambios en las legislaciones nacionales, europeas y de comercio global.

1 Comment

  1. Limpieza de oficinas

    El tema de la higiene cuando se une a la alimentación es algo básico y a la vez peligroso. Un lugar de trabajo donde los operarios no limpien correctamente es un sitio peligroso y susceptible de los peores químicos, virus, enfermedades y sustancias que pueden ocasionar un deterioro ya no sólo en las superficies sobre las que se trabaja sino en los consumidores de ese local.

    Reply

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.