Industria alimentaria y de bebidas: ¿Cómo afrontar la limpieza industrial?

Industria alimentaria y de bebidas: ¿Cómo afrontar la limpieza industrial?Industria alimentaria y de bebidas: ¿Cómo afrontar la limpieza industrial?

En entornos de limpieza exigentes, como las industrias alimentaria y de bebidas, es fundamental  comenzar conociendo cuales son los potenciales peligros a los que la planta está expuesta. Para ello, deben identificarse de forma precisa las potenciales bacterias, biopelículas, y actividad microbiana en general, así como áreas o materiales más susceptibles de favorecer una rápida proliferación.

Únicamente tras este primer paso, puede avanzarse hacia la búsqueda y selección de productos químicos de limpieza industrial que nos aseguren dar una respuesta específica a las necesidades de la planta. Encontrar los desinfectantes apropiados es una tarea crucial para evitar cualquier posible fallo en los procesos de limpieza e higienización, y supone al menos un tercio de la calidad final del proceso.

A partir de este momento, y una vez encontrados los productos adecuados, es fundamental adquirir éstos de manera acertada. Un error común en este sentido es utilizar productos embotellados destinados para la limpieza doméstica, conocidos como ‘listos para usar’. Como hemos visto en otros artículos del blog de Disprol Química, este tipo de productos suponen un desembolso adicional. Adquirir un solo envase de estos productos concentrados y para uso industrial puede suponer ahorrar hasta 60 botellas de plástico.

Un siguiente peldaño hacia la perfección en limpieza industrial pasa por la formación. Para ello, es esencial que los empleados posean la instrucción adecuada para realizar de las tareas de manera profesional. La limpieza industrial es un factor clave en el funcionamiento de un negocio que implica la producción, pero es aún más vital cuando el producto final está destinado al consumo, como ocurre en la industria alimentaria y de bebidas. En estos casos, y como bien saben los industriales del sector, la limpieza pasa por ser una de las áreas más importantes de las plantas de producción.

Es por estos motivos por los que la monitorización y el control de los procesos se realiza de manera rigurosa y periódica. No se trata de una búsqueda constante de la mejora de la rentabilidad de las actuaciones, como ocurre en otras áreas del organigrama de las empresas; sino de la supervisión de una serie de procesos complejos de los que depende la seguridad de trabajadores y consumidores. En este sentido, la tarea del supervisor de la higiene de la planta es constante y cambia en el tiempo. A menudo se considera que esta labor pasa únicamente por el control de que los procesos se han realizado correctamente de manera monótona y continua. Sin embargo, el cambio es fundamental cuando se trata de la limpieza. Como hemos tratado en otras entradas del blog, la limpieza pasa por ser la lucha contra organismos vivos, como son las bacterias. En este sentido, sólo cambiando frecuentemente productos y procesos podemos lograr mantener a raya los potenciales peligros.

Los procesos concretos de limpieza suelen dividirse en varias tareas bien distintas. Una  primera limpieza en seco prepara las zonas eliminando la suciedad visible, desperdicios, etc. Esto incluye los materiales, así como las herramientas y el pavimento y paredes de la planta. Este paso previo al agua ayuda a mejorar la eficacia del segundo punto, el prelavado.

Durante el prelavado, el agua se encarga de eliminar la suciedad visible. Es conveniente que se realicen este tipo de tareas a baja presión, ya que de este modo se evita la contaminación cruzada por salpicaduras.

El tercer paso para por el uso de detergentes y conlleva la limpieza más a fondo de lugares como suelos y paredes. Una vez concluido, el espacio debe lucir limpio a simple vista.  Sólo tras estos primeros tres pasos es pertinente comenzar las tareas de higienización con químicos que eliminen los potenciales peligros microbianos. Para entendernos, sólo tras la limpieza superficial puede limpiarse a fondo de manera efectiva.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.