Contaminación cruzada en la Higiene Industrial

Contaminación cruzada en la Higiene Industrial

La contaminación cruzada es un factor de riesgo cada vez más común en la Industria Alimentaria, la misma consiste en la transferencia de bacterias hacia un alimento limpio al entrar en contacto con otro alimento contaminado o algún otro agente  que funciona como portador de bacterias, por ejemplo, el agua. En la actualidad la contaminación cruzada en la Higiene industrial se debe en primer lugar a problemas con el agua implementada en los sistemas de riego e incluso para lavar los alimentos.

 

Incidencia del agua en la contaminación cruzada.

El agua es un elemento utilizado frecuentemente en los proceso de siembra, cultivo y cosecha de los alimentos, en ella se pueden encontrar diversos agentes patógenos que al entrar en contacto con el alimento lo hace vulnerable a la contaminación, haciéndolo perjudicial para el consumo humano.

En vista de esto es que cada vez se hace fundamental el análisis de las fuentes de origen del agua implementada en el proceso de producción de los alimentos, solo de esta forma se puede evitar contaminación por Salmonella, Campylobacter, u otros patógenos.

 

Métodos de riego eficientes.

En función al tipo de riego implementado en los cultivos, se deben tomar medidas en pro de evitar la contaminación cruzada, por ejemplo, en caso de que se implemente el método de riego por goteo, se hace fundamental evitar en todo momento la acumulación de agua en las superficie, si por otro lado se utiliza es el riego por aspersión, el agua utilizada debe ser de calidad, esto debido a que con este método de riego el agua entra en contacto directo con el alimento.

La clave es que el agua utilizada sea en todo momento adecuada, es decir, se debe evitar la mezcla de aguas residuales o las provenientes de áreas de producción de animales, con el agua implementada en el lavado y riego de los alimentos.

 

Medidas para el correcto lavado de los productos.

El riego no es el único medio de contaminación cruzada por efecto del agua, durante el proceso de lavado es también posible que esta se lleve a cabo, para evitarlas se deben tomar ciertas precauciones como las siguientes:

  1. Es necesario que en la fase inicial del lavado, se utilice agua limpia de calidad, solo así será posible evitar la proliferación de las bacterias.
  2. El uso de desinfectantes u otros agentes químicos a base de cloro que sean permitidos por las autoridades competentes, es necesario que estos no dejen ningún tipo de residuos en los productos.
  3. Evitar la contaminación del agua limpia también es crucial, para ello se deberá llevar a cabo una adecuada limpieza de los equipos y supervisión de los canales de drenaje para garantizar que el agua limpia y la contaminada no se crucen.

 

Otras medidas para disminuir el riesgo de contaminación cruzada.

Más allá de la incidencia del agua en las probabilidades de que ocurra la contaminación cruzada en la higiene industrial, existen otra serie de factores igual de perjudiciales, es por ello que deben tomarse medidas integrales como:

  • Análisis global de los peligros o factores de riesgos existente en el proceso productivo desde la siembra, hasta el proceso de recolección del cultivo.
  • Plan integral de control de la materia prima implementada.
  • Control riguroso de cada uno de los puntos críticos existentes.
  • Un protocolo exhaustivo de higiene y desinfección dentro de la industria.
  • Promoción y respeto entre los empleados de las diversas normas de higiene existentes.
  • Un aspecto que resulta fundamental es mantener en todo momento una continua formación del personal que labora en la industria, en todo lo concerniente a los protocolos eficientes de limpieza.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.