Bacterias más comunes en los alimentos

Bacterias más comunes en los alimentos.

Bacterias más comunes en los alimentos.

El proceso de higiene al que deben ser sometidos los alimentos ha de ser exigente, esto debido a que existen una diversidad de bacterias comunes en los alimentos que comprometen la integridad de estos y que además los hacen propensos a ser transmisores de enfermedades de riesgos para quien los consuma.

En la industria alimentaria deben existir protocolos exhaustivos para llevar a cabo una adecuada manipulación de los alimentos, ya que, es precisamente la mala praxis en este proceso lo que hace que algunos alimentos sean más vulnerables que otros a bacterias que representan una verdadera amenaza, a continuación se describe detalladamente algunos de los patógenos más comunes de los alimentos.

 

Salmonella.

   Esta bacteria es el patógeno más frecuente en los alimentos, el contacto con este tipo de bacteria puede causar salmonelosis, una enfermedad caracterizada por presentar alteraciones en el sistema digestivo, genera afecciones como diarrea específicamente, esto debido a que la bacteria suele alojarse en el intestino.

Los alimentos que son más propensos a generar el contagio de la bacteria en cuestión son los siguientes:

  • Huevo crudo y otros alimentos derivados de este como la mayonesa, leche con huevo, entre otros.
  • Ingesta de aves crudas o que no son cocidas completamente.
  • Alimentos que fueron cocidos pero que se dejaron a temperatura ambiente por largos periodos de tiempo.

Los expertos recomiendan como medida para evitar el contagio de esta bacteria es evitar el consumo de huevos rotos o que contengan restos de heces y plumas de animales, además sugieren no lavar la cascara del huevo, ya que, es muy porosa.

 

Campylobacter jejuni.

Es otra especie de bacterias frecuentes en los alimentos y que genera en la persona contagiada serios problemas diarreicos, estudios demuestran que de cada 10 personas al menos 1 es contagiada por esta bacteria cada año, los niños son la población más vulnerable, en algunos casos puede incluso causar la muerte de estos.

El contagio por esta bacteria es común cuando se consume alguno de los siguientes alimentos:

  • Carne poco cocida o cruda, especialmente la de pollo y pescado
  • Leche si proceso de pasteurización.
  • Consumo de agua que no es sometida a un adecuado proceso de potabilización.

Esta bacteria puede ser eliminada cuando las carnes son sometidas a un adecuado proceso de cocción, ya que, el calor excesivo las elimina, además se recomienda seguir protocolos básicos de higiene en la preparación de los alimentos para evitar el contagio.

 

  1. Coli.

La Escherichia coli, reconocida a nivel mundial por las siglas E. Coli, es una bacteria que es común en el tracto digestivo de los humanos sanos y algunas especies animales, pero que bajo ciertas condiciones puede ser perjudicial para la salud de  estos.

La adquisición de esta bacteria se produce debido al consumo de alimentos como los que a continuación se mencionan.

  • Jugos de frutas que no son sometidos a procesos de pasteurización.
  • Leche cruda.
  • Carne en especial la de res, que no es sometida a un adecuado proceso de cocción o se consume cruda.

Entre los cuidados más recomendables para evitar el contagio de esta bacteria se encuentran el adecuado proceso de cocción para las carnes, evitar la ingesta de leche no pasteurizada así como de agua que no ha sido potabilizada y estar atento a los tipos de alimentos de origen animal que se consumen frescos.

 

Staphylococcus aureus.

Es una de las variaciones de la bacteria estafilococos,  el proceso de contagio se puede hacer de dos formas, a través del contacto directo con un portador de la misma o a través de la inhalación de partículas infectadas como las producidas en un estornudo, es precisamente esta ultima forma de contagio lo que hace de esta bacteria un poco más compleja.

El contagio con esta bacteria es posible cuando se consumen los siguientes alimentos:

  • Proteínas como el jamón y la carne de aves.
  • Lácteos.
  • Ensaladas con alimentos mal lavados.

Incluso algo tan simple como lavarse las manos puede contribuir  a evitar la propagación de estas bacterias, además de por supuesto someter a los alimentos a los protocolos de higiene y desinfección adecuados y mantenerlos adecuadamente refrigerados.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.