Los microorganismos a los que están expuestos las superficies, maquinarias, productos e incluso los trabajadores de una empresa de Industria Alimentaria son muy diversos, esto debida a la naturaleza del material que allí se procesa, es decir, los alimentos, los Biofilms parecen ser los microorganismos más delicados, esto debido a que en definitiva el proceso de detección tiene que ser muy riguroso y si de eliminación se trata es fundamental usar una serie de productos especializados, ya que, en estos casos no se está hablando de unas pocas bacterias, sino por el contrario se habla de la acumulación de estas en un lugar determinado en forma de capa que permite que hasta cierto punto estás estén resguardadas y se haga más difícil eliminarlas.

¿Qué son los biofilms?

Con este nombre se hace referencia a las comunidades bacterianas que se forman es superficies aptas para su desarrollo, por ejemplo, áreas húmedas, por eso son más comunes de lo que se desearía en la industria alimentaria. De allí la importancia de que en esta industria el proceso de limpieza y desinfección se haga continuamente y con métodos y procedimientos rigurosos. En esencia, biofilms no es una bacteria en específico, sino la comunidad o acumulación de cualquiera de estas en una zona cualquiera.

¿Son muy perjudiciales?

En el área de la industria alimentaria resultan muy perjudiciales, esto debido a que comprometen la integridad de cada uno de los productos que allí se procesa, debido a que al entrar en contacto con estos es muy probable que los mismos sean contaminados, sin embargo en otras áreas los biofilms son utilizados como material de investigación en laboratorio, en especial cuando se requiere llevar a cabo el proceso de fermentación de algún producto.

¿Cómo eliminar los biofilms?

Básicamente este es el principal dilema en cualquier industria que se especializa en la manipulación de alimentos, en definitiva si algo ha representado un obstáculo para mantener una higiene excelente es la presencia de este grupo de bacterias, ya que, cuando logran detectarse, no siempre se logra la erradicación total y absoluta de estas, ya que, parecieran desarrollar resistencia a productos utilizados en el proceso de desinfección.

Generalmente para llevar a cabo la eliminación de estas comunidades bacterianas es fundamental el uso de detergentes enzimáticos, pero que resultan poco rentables para la industria debido a su altos costos.

La prevención y el control es la alternativa.

Como se expuso con anterioridad, cuando el biofilms se forma, eliminarlo es un proceso complicado, por eso la alternativa por la que han optado las industrias alimentarias es la creación de un procedimiento de control que consiste en lo siguiente.

  • Desinfección continua, de cada una de las superficies y maquinarias de la industria alimentaria, a fin de evitar la proliferación de las bacterias.
  • Erradicar cualquier indicio de acumulación de bacterias a través de procedimientos de limpiezas exhaustivos.
  • Monitoreo de cada uno de los espacios de la industria alimentaria para detectar a tiempo los biofilms y combatirlos antes de que representen un mayor problema.

Investigaciones en el área.

Debido a que la solución para combatir a los biofilms resulta muy costosa, se han realizado diversidad de opciones en busca de alternativas, entre los avances logrados en los últimos años es posible mencionar los siguientes.

  • Combatir los biofilms con otros microorganismos, pero en este caso de origen benigno.
  • El uso de detergentes o productos tensioactivos, esto con el fin de que sea casi imposible para los biofilms adherirse a algún tipo de superficie. 
  • En el caso de la detección que resultaba un proceso complicado, se ha logrado la creación de test que facilitan el mismo, estos consisten en la aplicación de un producto espumoso que varía su color en el área donde se encuentre los biofilms, de esta forma puede saberse a cabalidad el área ocupada por estos y hace más fácil el proceso de eliminación de los mismos.

SOLICITE MÁS INFORMACIÓN